data-page-id="blog-post">

Ensalada templada de vainas con gambas y jamón

Las vainas de temporada

Hoy día podemos encontrar vainas durante todo el año, aunque su temporada es entre octubre y julio y por ello te recomendamos que las consumas en estos meses. Las cosechas de agosto y septiembre suelen ser tardías y tempranas, respectivamente.

Además, resultan una verdura estupenda también para poder guardarla congelada y consumirla cuando se desee.

Y las posibilidades de cocinado son infinitas, porque las vainas ofrecen combinaciones casi infinitas para poder hacer multitud de platos, como:

  • Cocidas y acompañadas con aceite de oliva, con tomate, jamón, pimientos o diferentes tipos de salsas.

  • Frías y aliñadas con una salsa vinagreta o un poco de mayonesa.

  • En ensaladas frías o templadas.

  • Rehogadas.

  • En paellas y ensaladillas rusas.

  • A la plancha.

  • En tortilla.

  • Como guarnición de arroces, patatas, carnes, pescados, huevos…

Hoy te traemos una receta diferente y que animará tu cocina: en ensalada templada, acompañada de gambas y jamón.

¿Te animas?

Receta de ensalada templada de vainas 

Ingredientes (para 4 personas)

  • 500 g de vainas frescas

  • 200 g de gambas peladas

  • 100 g de jamón serrano en taquitos

  • 1 diente de ajo

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración

Limpiamos las vainas, quitando las puntas y las hebras. Las cortamos en trozos de 2-3 cm.

Ponemos una olla con agua a hervir y añadimos una pizca de sal. Cuando el agua hierva, añadimos las vainas y las cocemos durante 10-12 minutos, o hasta que estén al dente.

Escurrimos las vainas y las reservamos.

En una sartén, rehogamos el ajo picado con el aceite de oliva. Cuando el ajo esté dorado, añadimos las gambas y las cocinamos durante 2-3 minutos, o hasta que estén doradas.

Añadimos las vainas cocidas, el jamón serrano y salpimentamos al gusto. Mezclamos bien y cocinamos durante 2-3 minutos más, o hasta que esté caliente.

Presentación

Servimos la ensalada templada en una ensaladera o en platos individuales. Podemos acompañarla con un poco de vinagreta o alioli.

Consejos

Podemos utilizar vainas frescas o congeladas.

Si utilizamos vainas congeladas, las descongelamos antes de cocinarlas.

Podemos añadir otros ingredientes a la ensalada, como tomate, huevo duro, aceitunas negras, etc.

INICIAR SESIÓN

Producto añadido al pedido

1